Esta mañana, el pavimento de la Avenida Doctores Bermejo y Calderón, enfrente del Monasterio de las Madres Benedictinas se ha hundido completamente prohibiendo la circulación en ambos sentidos