La Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha esta tarde hasta la medianoche del domingo un dispositivo especial para regular los seis millones de desplazamientos previstos por las carreteras con motivo del puente de la Constitución y la Inmaculada.

El operativo dispuesto por Tráfico incluye refuerzos en los controles de alcohol, drogas y velocidad y otras medidas de regulación como carriles adicionales, restricciones para camiones, paralización de las obras y establecimiento de itinerarios alternativos.