Noviembre llevó buenas noticias en Matallana de Torío, al menos en lo que se refiere al capitulo fiscal. La localidad deja atrás cinco meses sin rendir cuentas con Hacienda tras entregar la liquidación pendiente al Ministerio.
Esta obligación, recogida en la Ley de Economía Sostenible, tiene un castigo en caso de incumplirla: la asignación de los Tributos del Estadoun ingreso interesante para las arcas municipales, queda en suspenso.
Así, Matallana de Torío abandona la 'lista negra' de la que aún no ha logrado salir Sahagún, que con noviembre de este año acumula ya seis meses con esta aportación retenida hasta que el consistorio presente sus liquidaciones en tiempo y forma.

Ley de Economía Sostenible

Que Hacienda es implacable puede confirmarse si se pregunta en los ayuntamientos de la provincia leonesa. Dentro de ese acción de la que nadie escapa se encuentra la herencia del ministro Montoro. Su fama de estricto y severo queda patente en la Ley de Economía Sostenible de 2011, un mandato que obliga a las entidades locales a presentar la liquidación mensual a condición de no ver 'cortado el grifo' estatal.