Tras la publicación de la noticia “ Sahagún sigue sin cobrar ”, Jose Luis González Alonso, Concejal delegado del Camping Municipal, festejos, personal y régimen interior del Ayuntamiento de Sahagún ha respondido con este comentario en Facebook:

Como quiera que esta noticia está generando cierta confusión, a pesar de que ya es vieja y ha sido explicada en el periódico y en varios plenos, voy a contar brevemente lo que ha sucedido.
El Ayuntamiento de Sahagún, como el resto, tiene obligación de remitir la información relativa a la liquidación de sus presupuestos a la Administración del Estado y así lo hace. En mayo de este año se recibe una resolución (de un departamento de Hacienda) mediante la que comunica al ayuntamiento que se procede a practicar la retención de los tributos del estado por no comunicar la información anual de la entidad “Sahagún Villa Arqueológica”.
Se refiere al Patronato “Sahagún Villa Arqueológica”, en realidad este patronato que se creó en 1994, no ha tenido nunca funcionamiento, no se dio nunca de alta en hacienda, ni ha tenido presupuesto en ninguno de los años anteriores, como así se les intentó hacer ver en un primer momento. Hacienda ha considerado el “patronato” equiparable a una mancomunidad o una junta vecinal. Pero como no tenia presupuesto, no se podía aportar y como nunca se había dado de baja, debiera tenerlo. Eso sí, de esto se dieron cuenta después de 14 años.
Se comienza entonces una sucesión de gestiones, aporte de documentos, certificados, acuerdos etc, aparentemente absurdos, pero que responden a la lógica de la burocracia. Todo mezclado con periodos de vacaciones de la administración, cambio de gobierno y sus responsables, cambio de secretaria en el ayuntamiento etc.
Al final se ha dado de baja “la entidad” y se ha “subido a la plataforma” una liquidación llena de ceros para lo que han sido necesarios dos plenos y hasta la intermediación de algún secretario de estado de hacienda etc. Y como resultado decir que a primeros del próximo mes recibiremos algo más de doscientos mil euros, que afortunadamente nunca han puesto en peligro los pagos del ayuntamiento.