Como consecuencia de la concentración de flúor, superior a los límites establecidos por el RD 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano en Villada se mejora de las instalaciones de abastecimiento y potabilización de agua, mediante un sistema de coagulación y precipitación previa a la filtración y obras accesorias en los depósitos municipales que supondrá una inversión de 114.000 euros.

Las obras a realizar constan de cuatro fases diferenciadas, por un lado, la mejora de las instalaciones en los depósitos, en segundo lugar, la construcción de una nueva conducción para el bombeo del manantial, en tercer lugar, las instalaciones para el sistema de coagulación y precipitación con aluminio y, por último, la recogida de lodos y su evacuación a la red municipal de saneamiento
Actualmente en Villada existe una problemática, cada vez más acentuada debido a la calidad del agua, ya que existe una presencia de fluoruros en el agua para consumo humano.

La concentración de fluoruros presentes en el agua para consumo doméstico, es mayor a lo permitido 1,5 (mg/l), según lo dispuesto en el RD 140/2003. El agua para consumo humano, se almacena en dos depósitos situados en la parte noroeste del municipio. 

El agua procede de un sondeo y del bombeo del agua de un manantial. El agua almacenada en el primer depósito, de 200 m3 , se conduce a través de un filtro de carbón activo, el agua filtrada se conduce bien a la red directamente o al depósito de 600 m3 .

El agua procedente del manantial, de la cual se sabe, por ensayos realizados, que la presencia de fluoruros es muy baja o casi nula, se conduce hasta el depósito de 200 m3 y 600 m3 , el problema de captar el agua para consumo, es que en épocas estivales el nivel del manantial se reduce al mínimo y no tiene capacidad para abastecer.

El agua procedente del sondeo, se sabe por los análisis realizados, que tiene una concentración superior a lo permitido (1,5 mg/l), se conduce directamente al depósito de 200 m3 , y se filtra con el carbón activo y se conduce al depósito de 600 m3.

Los lodos del agua tratada, se desechan y se conducen hasta la red municipal de saneamiento, para su posterior tratamiento.