Como cada Domingo de Ramos, en la localidad facundina se comenzó con la bendición de ramos a la puerta de la iglesia de San Lorenzo por parte del sacerdote, para continuar con la procesión en la que varios papones de la cofradía sacaron  a procesionar por las calles anexas a dicha iglesia a la “borriquilla”, acompañada por diversos papones que procesionaron portando un gran ramo en honor a dicho día, añadiendo la participación de la Banda Sinfónica de Sahagún, que fue la encargada de poner voz en todo momento a la procesión. Tras la procesión y entrada de la “borriquilla” de nuevo en la iglesia, se procedió con la misa, para dar por finalizada la festividad del Domingo de Ramos.