Imagen: Camino Lozano
Los vecinos de Matallana y Santa Cristina de Valmadrigal han compartido  misa, comida, y música en acto en el que no faltaron sus párrocos Don Matías y Don David.

Don Matias, es un joven cura polaco que vino a León sin ni siquiera saber donde estaba

Llegó a León. Estudió en el Seminario Redemptoris Mater (el antiguo Seminario Menor) y al finalizar tuvo que hacer dos años de misiones. «Fui un año a Ucrania y otro a Tierra Santa. En el primer país viví de cerca lo que es la guerra y me di cuenta de que tiene sentido lo que hacemos los curas, apostar por la paz, crear un espacio para ella, y muchos nos agradecieron no haber ido a una guerra de muertes».

Y regresó a León para ser cura, de la montaña al sur de la provincia, tratando de acercar otra forma de hacer y en la ‘dura batalla’ de lograr que se lleven bien los de Matallana y Santa Cristina... Al tiempo.